Revista Chilena De Medicina Familiar: Caminando Hacia la Adultez

Artículo texto completo

Editorial

La Revista de Medicina Familiar se inicia en el año 1999, con el propósito de “ser una canal de difusión y de formación en los aspectos relativos a la clínica, a la investigación, a la educación continua y a la reflexión en aspectos de relevancia en la especialidad, contribuyendo, a su vez, a la consolidación de una identidad o perfil común en quienes optan por esta disciplina. Está destinada, particularmente, a los médicos especialistas en Medicina Familiar y General, y también a aquellos no especialistas que también se desenvuelven en esta área. Sus contenidos, en muchos casos, serán del interés de otros integrantes del equipo de salud familiar, no necesariamente médicos y, también de todos aquellos que deseen conocer y acercarse a esta disciplina” (Bozzo, 1999)

El logro de este objetivo se mantuvo hasta el año 2012, mediante publicaciones que acompañaron regularmente a sus lectores hasta el 2007, y luego de manera esporádica, momento en el que se inicia un periodo de inactividad, hasta la presente publicación.

Tal como hace mención la publicación del año 2004 “La Revista Chilena de Medicina Familiar 1999-2004: Logros y desafíos” en su Editorial, nos encontrábamos en ese entonces con una revista en su adolescencia. Después de algunos años y algunas crisis la Revista desea lograr la adultez, modernizándose, de acuerdo a los tiempos, a una publicación electrónica.

También la disciplina ha madurado, encontrando al médico familiar presente a lo largo de toda la red de salud, por supuesto en la atención de personas en el nivel primario. También en roles de liderazgo en instituciones de salud públicas y privadas, en ámbitos tan variados como la gestión en servicios de salud, dirección de centros de atención primaria, secundaria y terciaria. A su vez, se encuentran cada vez más presentes en roles claves en la academia, incidiendo significativamente en la modificación de programas de pregrado que permitan la formación de médicos con una mirada generalista, y trabajando en paralelo en incrementar progresivamente el número de médicos de familia en formación tanto por medio del aumento de plazas en los programas actuales, como por la generación de nuevos programas de postgrado. El médico de familia puede desempeñarse en estos variados escenarios, dada su capacidad de integrar, su adaptación al cambio, su habilidad para el trabajo en equipos interdisciplinarios, formación científica y humanista, generando espacios colaborativos, buscando resolver con una mirada holística las problemáticas que se le presentan.

Preocupados de su lugar de desempeño predominante, los médicos de familia han buscado resaltar el valor social de la atención primaria de salud. En relación a este esfuerzo en los últimos años se han generado instancias como la Comunidad de Prácticas en Atención Primaria, y los esfuerzos han incidido en el reciente Congreso de Atención Primaria y el documento de posición respecto del valor social de la APS. (Disponible en http://web.minsal.cl/wp-content/uploads/2016/11/Posición-respecto-del-valor-social-APS.pdf)

En la búsqueda de documentar los distintos ámbitos, es que recobra hoy importancia la existencia de la Revista Chilena de Medicina Familiar. Los médicos de familia requieren más que nunca divulgar su quehacer, promover y difundir la investigación en la disciplina, y emprender el desafío de generar conocimiento.

Por lo anterior, la Revista intenta generar un espacio para la publicación de variados artículos de nuestra especialidad, a través de las siguientes secciones:

  • Editorial: Documento breve encargado por el comité editorial
  • Tema Central: Experiencia u opinión de un tema relevante para la Medicina Familiar
  • Artículos originales: Artículos de investigación científica originales
  • Actualizaciones: Revisiones narrativas de la literatura científica con su bibliografía
  • Análisis de casos: Casos de interés para la especialidad, con incorporación del enfoque familiar y comunitario
  • Familia, comunidad e intersector: Experiencias individuales o en equipo, idealmente en formato buenas prácticas
  • Gestión y liderazgo: Artículos de gestión clínica, organizacionales y de control de calidad
  • Artículos especiales: Reflexión sobre un tema inherente a la Medicina Familiar
  • Cartas al editor: Comentarios a artículos publicados

La Revista pretende seguir siendo una instancia de intercambio que ofrece la Sociedad Chilena de Medicina Familiar, con el objetivo de seguir desarrollando la especialidad, a partir de ahora en formato electrónico y de acceso libre.

La Sociedad Chilena de Medicina Familiar pretende que esta Revista sea una instancia de intercambio de conocimientos, experiencias, reflexiones y sueños, para seguir desarrollando la especialidad, tanto a nivel nacional como internacional, acercándonos a través de este espacio virtual, a partir de ahora en formato electrónico y de acceso libre.

Add comment

Twitter

Check out the SumoMe plugin